La domótica aplicada a la arquitectura bioclimática
La domótica aplicada en su justa medida a la arquitectura bioclimática es una solución de ahorro para hoy y una garantía de bienestar para el futuro.
domótica, bioclimática, arquitectura sustentable, ahorro energético, medio ambiente
16842
single,single-post,postid-16842,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.2,vc_responsive
 

LA DOMÓTICA EN SU JUSTA MEDIDA

La domótica aplicada en su justa medida a la arquitectura bioclimática es una solución de ahorro para hoy y una garantía de bienestar para el futuro.

16 Nov LA DOMÓTICA EN SU JUSTA MEDIDA

 

El ahorro energético es algo que debe preocuparnos a todos, principalmente por el futuro del planeta y conservación del medio ambiente aunque también porque afectará a nuestra factura a final de mes. La domótica puede ayudarnos a ello, aún siendo una inversión a priori luego nos puede resultar útil y cómodo contar con un sistema que nos permite ahorrar y controlar muchos aspectos de la casa.

Uno de los principales objetivos de la arquitectura bioclimática es conseguir el confort térmico y lumínico por medios naturales adaptando las construcciones para un mejor aprovechamiento de la luz solar y los flujos de frío y calor. Dentro de la arquitectura bioclimática, a través de un uso muy selectivo de la domótica podemos dotar la vivienda de las mejores condiciones, incluso después de su construcción.

La domótica en sus inicios, dentro del ámbito de los hogares, se limitaba a ofrecer a los usuarios una mejora de confort y comodidad a través del control a distancia, era como el mando a distancia de la casa, pero el sector ha evolucionado y últimamente se está imponiendo como una tendencia en el mundo de la ecología mediante la incorporación de sistemas que gestionan inteligentemente la climatización, electrodomésticos, iluminación etc para conseguir un mayor ahorro en todos ellos sin perder un ápice de confort. Un claro ejemplo de esto son los toldos y persianas accionados de forma inteligente con los que se puede captar la máxima radiación solar en invierno e interceptar la radiación no deseada en verano.

Además, mediante el uso de un sistema de monitorización de consumos, podremos ser conscientes del consumo energético del hogar, esta funcionalidad de la domótica nos ayudará a modificar nuestros hábitos e incrementar el ahorro y la eficiencia.

El aumento en el consumo de energía y la limitación de los recursos energéticos generan efectos negativos en el medio ambiente que se reflejan en dos aspectos:

  • Económico: Los precios de la energía tienden a subir, por lo que un control de consumo energético incrementa significativamente el ahorro.
  • Ecológico: El usuario puede disminuir el impacto negativo sobre su entorno si disminuye su consumo de energía.

Diferentes estudios indican que las construcciones bioclimáticas reducen el consumo energético en climatización en aproximadamente un 60% respecto a una construcción tradicional, dichos estudios también señalan que las viviendas bioclimáticas contribuyen a disminuir en la misma proporción la emisión de agentes contaminantes.

Pero ¿qué nos ofrece la domótica para conseguir un ahorro de energía?, existen numerosas soluciones, a continuación te contamos algunas:

  1. Cómo ahorrar electricidad.
  • Iluminación: Mediante sistemas de iluminación eficientes que adaptan el nivel de iluminación en función de la variación de luz solar, la zona de la casa o la presencia de personas, ajustándola a las necesidades de cada momento, o el sistema de control automático de toldos, persianas y cortinas que nos permitirá que se aproveche al máximo la luz solar.
  • Climatización: Se utilizan sistemas de regulación de la calefacción que adaptan la temperatura de la vivienda en función de la variación de la temperatura exterior, la hora del día, la zona de la casa o la presencia de personas. También podemos encontrar sistemas que nos avisan de la detección de la apertura y cierre de ventanas si están abiertas cuando está activada la climatización.
  • Electrodomésticos: Existe un control secuenciado de la puesta en marcha de electrodomésticos para programar su funcionamiento en horarios en los que la tarifa de la energía es menor.
  1. Cómo ahorrar agua.
  • Fugas de agua: Hay sistemas de control y regulación centralizados que detectan si se produce una inundación, dan señal de aviso y provocan el corte de suministro.
  • Control de riego: Es un control inteligente a través de un sensor de humedad o de lluvia, con el que se detecta la humedad del suelo y de forma autónoma riega sólo cuando es necesario.
  • Reciclaje de aguas grises: Éste es un sistema de medición de la calidad del agua que facilita la gestión del reciclaje de aguas grises.
  • Griferías inteligentes: Existen grifos inteligentes que gestionan el caudal y la temperatura del agua.

En la actualidad, los sistemas domóticos ofrecen una gran variedad de funcionalidades orientadas a monitorizar el consumo de agua, de combustibles y el consumo eléctrico de todos los sistemas de la vivienda. Esto permite hacer una gestión personalizada del consumo y detectar malos funcionamientos del los equipos del hogar.

El apoyo de la domótica es esencial para la bioclimatización, no es simplemente tecnología, ya que desde el punto de vista de la rentabilidad y sostenibilidad y debido a sus múltiples formas de implementación es sumamente importante tenerla en cuenta a la hora de construir un hogar bioclimático.

Es importante saber que con la utilización de la domótica en su justa medida se empieza a hacer un correcto aprovechamiento de los recursos naturales, y se reduce el consumo de las energías que provienen de recursos no renovables. Lo importante es que el artefacto primordial sea la arquitectura, no que la arquitectura dependa de muchos artefactos. Definitivamente el uso de la domótica trae consigo beneficios medioambientales, educativos, económicos y sociales siempre que se seleccione lo realmente imprescindible.

Hoy en día, instalar un sistema domótico selectivo e imprescindible para el ahorro energético en la vivienda está al alcance de cualquier bolsillo. Con una pequeña pero inteligente inversión, podrás no sólo recuperar dicha inversión, sino también respetar el medio ambiente, por ello podemos afirmar que la domótica aplicada en su justa medida a la arquitectura bioclimática es una solución para hoy y una garantía de bienestar para el futuro.

 

Sin comentarios

Lo sentimos , el formulario de comentarios está cerrado en este momento.