Arquitectura bioclimática - Arquitectura Bio
16888
page,page-id-16888,page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.2,vc_responsive
 

Arquitectura bioclimática

arquitectura-bioclimatica

¿Qué es la arquitectura bioclimática?

Es aquella que con su diseño compuesto de estrategias arquitectónicas te permite no pasar calor en verano, ni frío en invierno sin tener que recurrir a la instalación de artefactos tecnológicos; el propio edificio se autorregula térmicamente, disminuyendo su consumo energético, incluso a veces llegando a consumos de energía prácticamente nulos.

Tras esta breve introducción del significado de la arquitectura bioclimática, debemos profundizar más desde una perspectiva objetiva y ampliar la visión desde una perspectiva universal.

La arquitectura no debería seguir “evolucionando” y desarrollándose sin querer ver que las formas de vida que tenemos adoptadas las personas, están transformando y peligrando la sostenibilidad del planeta, hay mucha información que demuestra que el ritmo desproporcionado en el que se consume materias primas y la regularidad con la que se contamina está dejando al planeta con recursos escasos, hay que conseguir más con menos, los arquitectos tenemos que contribuir con nuestros conocimientos a aprovechar al máximo nuestras posibilidades para que la sociedad consuma menos energía y menos materias primas contaminando menos sin pretender urbanizar hasta el pueblo más recóndito del planeta.

La labor de nuestro estudio de arquitectura

Por todo ello nuestro estudio de arquitectura bioclimática a la hora de plantear proyectos de obra nueva, proyectos de reformas y proyectos de arquitectura interior tiene en cuenta aspectos cómo: la disposición del urbanismo, el emplazamiento de la parcela, edificio o vivienda, el clima, la latitud y altitud donde se desarrollaría la arquitectura, el movimiento del sol y las aportaciones de la radicación solar en función de la estación del año y las horas del día, la influencia de las construcciones vecinas, las condiciones del terreno y las influencias de instalaciones contaminantes cercanas (influencias en el bienestar ambiental global), las diferentes estrategias arquitectónicas de diseño bioclimático en estaciones frías y en estaciones cálidas, la conservación de energía en la arquitectura de la viviendas, las aportaciones bioclimáticas del terreno a la arquitectura de la vivienda, el diseño bioclimático en espacios exteriores.

ecologia
sostenible

Construcción sostenible

Comenzando por el urbanismo bioclimático diseñado por arquitectos con conocimientos bioclimáticos, se tiene en cuenta aspectos cómo reducir la huella ecológica de los asentamientos de las urbes, minimiza el impacto medioambiental y se involucra para obtener ciudades construidas teniendo respeto por la naturaleza no yendo en su contra, evitando impactos negativos sobre el agua, el suelo o el aire. Los arquitectos debemos planificar el diseño de las ciudades considerando criterios de aprovechamiento de los recursos naturales de la zona y criterios de economía energética consiguiendo el equilibrio entre el diseño de las ciudades, las variantes climáticas y las topografías del lugar. Se trata de planificar estrategias arquitectónicas con la combinación de factores que produzcan calidad de vida a los habitantes.

Urbanismo bioclimático

Los vehículos son los responsables de contaminar más de 50% de las emisiones contaminantes, los hogares y las industrias también se acercan a ese porcentaje.

La arquitectura bioclimática debe tener conciencia de que a nivel de urbanismo se despilfarra agua de lluvia, se están elimina continuamente los mantos vegetales y con ello eliminando la capacidad de absorción de los suelos, es más está vertiendo gran cantidad de aguas residuales sin depurar.

En definitiva, el urbanismo bioclimático tiene como criterio fundamental reducir lo máximo posible los impactos medioambientales que generalmente el urbanismo provoca.

El estudio de arquitectura bioclimática debe plantear un diseño urbanístico que genere: un trazado de calles siendo consecuente de los movimientos del sol, calles con orientaciones y geometrías óptimas al viento dominante del lugar, calles y normativas urbanísticas adecuadas que no produzcan sombras arrojadas a líneas de viviendas ubicadas en calles paralelas, superficies y ubicaciones adecuadas de zonas verdes de especies aptas al entorno, teniendo en cuenta su tipo de hoja caduca para generar sombras en estaciones cálidas. La recogida del agua de lluvia para su posterior reutilización como agua de riego o limpieza de calles y plazas. El respeto y la atención pertinente al peatón como protagonista del espacio urbano.

Los arquitectos debemos diseñar espacios que fomenten recorridos peatonales seguros y agradables teniendo en cuenta los comportamientos bioclimáticos.

Los proyectos de arquitectura bioclimática a nivel de urbanismo también deben tener en cuenta que los residuos vuelvan a convertirse en recursos útiles.

Las normativas urbanísticas también deberían potenciar las terrazas ajardinadas en los edificios de los diversos municipios, ya que las superficies horizontales de los edificios son los que mayor radiación solar reciben en estaciones cálidas, y las azoteas ajardinadas actúan como amortiguadores térmicos, al mismo tiempo que “devuelven” a la naturaleza el terreno ocupado por la edificación y favorecen la absorción de la contaminación atmosférica.

urbanismo-bioclimatico
arquitectos
viviendas-bioclimaticas

Arquitectura bioclimática de viviendas

Centrándonos más en la construcción de arquitectura bioclimática de viviendas, hay que hablar de la importancia de estudiar el clima del lugar en las cuatro estaciones del año, recopilando los datos de temperaturas máximas y mínimas del año, humedades y dirección de los vientos predominante.

Importante también para un arquitecto con conocimientos bioclimáticos plantear ventilación natural en una vivienda, de ahí la importancia de diseñar contando con materiales de construcción con propiedades que favorezcan la ventilación, diseñar alturas de espacios que permitan la circulación del volumen del aire y diseñar estrategias arquitectónicas bioclimáticas que permitan la ventilación cruzada inteligente.

La arquitectura bioclimática en los climas fríos tiene muy en cuenta la falta de radiación solar cuyas consecuencias son temperaturas muy bajas durante todo el año, incluso en verano, y el alto porcentaje de humedad.

Las reglas básicas de la arquitectura e los climas de latitudes altas son:

  • Una ventilación adecuada para que el porcentaje de humedad no sea excesivamente alto.
  • Utilizar materiales de calentamiento lento para el interior de la construcción.
  • Aislar térmicamente para obtener una buena conservación de la energía.

Algunos ejemplos de estos tipos de vivienda son el iglús, los lavos lapones o la yurta.

Arquitectónicamente, para conseguir una sensación plena de bienestar tendrán que coincidir una serie de condiciones como un ambiente luminoso y acústico adecuado, un buen ambiente higrotérmico y una buena calidad del aire.

La importancia de la luz

Unas buenas condiciones de diseño en la iluminación crearán ambientes que favorecerán a nuestra salud y bienestar, hoy en día está comprobada la relación entre la luz y la salud, ya que hay estudios que indican que la luz que penetra a través de nuestra pupila estimula la producción de serotonina que es un neurotransmisor considerado por algunos investigadores como la sustancia química responsable de mantener el equilibrio de nuestro estado de ánimo.  Según estos estudios si la luz es escasa la regulación hormonal no es la correcta y se incrementan los casos de depresión.

En la arquitectura podremos controlar la dirección e intensidad de la luz con distintos elementos como vidrios, toldos, cortinas, celosías, lamas, etc. El principio más importante del diseño arquitectónico siempre debe de ser el aprovechamiento del mayor número de horas de luz natural en la mayor superficie de la construcción.

Otro factor que interviene en la calidad de la luz son los colores que surgen como consecuencia del reparto de la luz, cada superficie absorbe una cantidad de la luz que le llega y refleja el resto, esa luz reflejada, una vez llega a nuestra retina es lo que nos dará la apariencia del color del objeto.

luz-vivienda
luz

El sonido y el aire

Dentro de un proyecto de arquitectura el diseño específico que trata la acústica tiene gran importancia para nuestra vida cotidiana, el sonido del tráfico, gritos o maquinaria es una molestia en nuestro día a día que incluso puede llegar a dañar nuestro sistema auditivo. Por tanto, un buen acondicionamiento acústico en una vivienda es primordial en nuestro criterio de diseño arquitectónico.

En un estudio de arquitectura bioclimática se tiene muy en cuenta a la hora de profundizar en  un proyecto de arquitectura bioclimática, el criterio de obtener una calidad buena del aire en el interior de la vivienda, que es de vital importancia para nuestra salud y bienestar. En un espacio cerrado que está habitado por seres vivos, el consumo de oxígeno y la sustitución del mismo por anhídrido carbónico perjudica a nuestro organismo. Una ventilación correcta nos ayudará a sustituir el aire contaminado por aire limpio, y nos ayudará a erradicar el desarrollo de enfermedades.

En un estudio de arquitectura bioclimática a la hora de diseñar un proyecto de ejecución de una o varias viviendas, se debe plantear una buena técnica de ventilación para conseguir diferentes beneficios como la eliminación de olores y humos, se evitarán condensaciones y aire sobrecalentado, y sobre todo renovaremos el aire en el caso de fugas de gases y aportaremos oxígeno.

Un proyecto de arquitectura bioclimática, plantea el diseño de una correcta ventilación para eliminar riesgos de condensaciones en el interior de las viviendas. Las condensaciones superficiales se producen en la superficie de los materiales de construcción cuando su temperatura es inferior a la temperatura del rocío del ambiente. Estas condensaciones que a priori parece que no tengan importancia, a largo plazo pueden provocar problemas que comienzan desde el deterioro del material sobre el cual se producen, hasta la producción de moho altamente perjudicial para nuestra salud.

Captación, acumulación y distribución de energía

Los tres pilares fundamentales de la arquitectura bioclimática son: la captación de energía, la acumulación de la misma y su distribución. Existe una clasificación de los sistemas de captación de la energía solar: sistemas de captación directa, directa con lazo convectivo, sistemas de captación retardada por acumulación y sistemas de captación directa con acumulación y lazo convectivo.

Un arquitecto especializado en arquitectura bioclimática también estudia la características de los aislante térmicos a colocar en sus proyectos de ejecución de viviendas.

El objetivo de los aislantes térmicos es conservar la energía, reducir los consumos y por lo tanto, reducir la contaminación. Los materiales con propiedades aislantes térmicas se diferencian por su grado de reciclabilidad o por la energía utilizada al fabricarlos, es decir, unos contaminan más que otros.

Dentro de la arquitectura bioclimática, una de las maneras de disponer de energía, tanto de calor como de frío, es acumulándola. Los sistemas de acumulación de energía aplicables a la arquitectura bioclimática son los sistemas térmicos en forma de calor sensible y latente.  El objetivo principal a conseguir en una construcción bioclimática es la “estabilidad térmica”, o lo que es lo mismo, que la temperatura fluctúe en la vivienda solo levemente y sin consumos excesivos. En definitiva, los materiales más adecuados para la acumulación de energía son los materiales de mayor inercia térmica, y por el contrario, los materiales que tienen la menor capacidad de acumulación de energía son los materiales de menor inercia térmica.

La arquitectura bioclimática pretende recuperar lo que ya se sabe que funcionaba en nuestros orígenes arquitectónicos, volver a lo básico esencial, a lo lógico y a lo elemental que refuerza el vínculo entre el clima, la arquitectura, los seres vivos y la salud con la ayuda de un profesional, un  arquitecto especializado en arquitectura bioclimática, cuya preocupación principal es diseñar arquitectura que preserve el medio ambiente y el bienestar de las personas.

captacion-luz